Volvería ahora mismo si pudiese a comer a Soy.  Encontramos Soy por 2 factores principalmente, mucha hambre y mucho frío.  De esas casualidades que da gusto que sucedan. Desde que entramos el lugar simplemente invita a quedarse, estéticamente limpio, elegante, minimalista.  Olores a currys, platos coloridos, miles de opciones.  A pesar de que quedamos a punto de desabrocharnos el botón, pedimos postre… y no nos arrepentimos.  Todo delicioso!    Comida vietnamita vegana donde los sabores no pueden dar más de sí.

Así que ya saben, otro restaurante en lista para ir si andan por Berlín!

Dirección: Rosa-Luxemburg-Straße 30, 10178 Berlin, Alemania

Deja una respuesta