Di ví: Cata de Vermut

Desde siempre hemos sido amantes de la hora del aperitivo, y cómo no, al vermut.  Así que es la nueva implementación en nuestro restaurante.  Estuvimos en una cata aprendiendo un poco más sobre ello, les dejamos algunos highlights.  ¡Muchas gracias a Rubén y compañía por una mañana tan productiva!

El vermut es un vino macerado en hierbas servido durante los aperitivos, compuesto de vino blanco, azúcar, hierbas aromáticas y alcohol.  El ajenjo es uno de los ingredientes principales (aparte del vino claro está) que le da ese sabor amargo característico.  Su graduación alcohólica va entre los 15º y 18º, se puede beber sólo o rebajando con agua de sifón o mezclando con cocktails.  Se bebe frío, ya sea botella directa de la nevera o con hielo.  Puede ser dulce y rojizo, o más seco y color blancuzco.  Hay rojo que suele ser el más dulce y menos amargo (procedente de Italia), blanco (mezcla entre seco y rojo), seco suele ser el más amargo de todos (francés) o rosado (el más suave y ligero).

Su proceso de producción es similiar al del vino, se reposa en un barricas de roble en un periodo variados (igual que el vino, según su calidad)  para hacer su periodo de envejecimiento y finalmente estabilizar sus aromas, sabores y color.  El color va mucho de la mano de la barrica y del azúcar caramelizado que se le añada (al igual que pasa con el Whisky por ejemplo).

Los vermuts puede ser más amargos, más claros, más oscuros, más o menos dulces… es interesante hacer una cata por ver todas sus variedades.  En lo personal de los que probamos, los que más llamaron nuestra atención fue el Dos Dúes, un vermut de Tarragona envejecido en botas de roble en Cádiz. No es tan dulce como otros y muy aromatizado. Aparte de que hacen tirajes de edición limitada por lo que sus botellas están enumeradas.

El otro que nos gustó fue Medvsa Negro también de Tarragona.  Éste a diferencia de los otros tenía un sabor más a tierra, particular.

La peculiaridad que más nos llamó la atención fue saber el  por qué del tamaño de las botellas de 750ml y no de un litro.  Antes, cuando éstas se hacían artesanalmente, los sopladores de botellas lo que aguantaban a soplar era ese tamaño, y es por ello que la botella tiene dicha dimensión 🙂

Para quién se anime y ande por Barcelona, Di vi, una tienda especializada en vinos y cavas.

Di ví
C/ Muntaner, 92 08011, Barcelona.